la clave en el desarrollo del sector agroindustrial

Publicado el:

El próximo 8 de marzo se conmemora el Día Internacional de la Mujer, una fecha que busca destacar la lucha por la igualdad, la participación y el empoderamiento de la mujer en todos los ámbitos de la sociedad. Frente a este tema, Colombia ha avanzado en materia de equidad en los últimos años, sin embargo, el sector agroindustrial aún tiene brechas que superar. De acuerdo con el DANE, la participación femenina en esta industria durante el 2020 fue del 29,2%, baja en comparación con el sector floricultor (64%) y el ganadero (42,9%).

Con el objetivo de promover espacios de participación y empoderamiento de las mujeres en el sector agroindustria en Colombia, Cargill -compañía que comercializa y produce proteína animal, granos y premezclas en el país-, promueve a través de diferentes iniciativas una cultura de diversidad e inclusión en la industria, no solo al interior de la compañía, sino también con las comunidades y proveedores.

El impacto que tiene la participación de las mujeres en la agroindustria

Impulsar la participación productiva de las mujeres en el agro es fundamental para la reactivación económica y la equidad social. De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), si las mujeres agricultoras contaran con los mismos recursos productivos que los hombres para participar de los sistemas alimentarios, el hambre que padece el mundo podría reducirse entre 100 y 150 millones de personas.

Cargill ha dado grandes pasos en esa dirección, con las aperturas del negocio de proteína en Colombia: la Granja El Vínculo ubicada en el Valle del Cauca es liderada 100% por mujeres y 50% de su equipo de operaciones es femenino; por su parte, la Planta Incubadora Caribe en Mahates, Bolívar, cuenta con 50% de participación femenina en el total de su fuerza laboral, avanzando así hacia la meta global de Cargill de paridad en 2030. Esto se da en un sector en el que históricamente el liderazgo y la mano de obra en su mayoría ha sido dada por hombres, logrando un cambio cultural e impulsando el crecimiento del negocio a través de la diversidad.

Cabe destacar que los procesos de aplicación a posiciones o convocatorias en Cargill no están condicionados por el género sino por las habilidades y capacidades de los candidatos, haciendo que los procesos en su esencia sean transparentes tanto para hombres como para mujeres.

Así lo señala Alix Castro, gerente de la planta alimentos de Cargill en Santander, quien lleva más de 7 años en la compañía y ha podido crecer profesionalmente dentro de la misma, “el sector agroindustrial, efectivamente, en un buen porcentaje es masculino, pero afortunadamente estoy en una empresa que tiene como objetivo la igualdad de género y ha sabido transmitir ese mensaje a los líderes, quienes a su vez han aceptado tomarse en serio este aspecto y esto me ha permitido la maravillosa oportunidad de liderar una localidad del sector agroindustrial siendo mujer”.

Por su parte Kemberly Umaña, quien hace más de 20 años ingresó a Cargill como operaria y actualmente se desempeña como Gerente de Manufactura de la Planta de Beneficio en Villagorgona, una de las más importantes de Cargill en Colombia, logrando ser reconocida en 2021 como una de las mujeres líderes más destacables de la industria manufacturera a nivel mundial. “Cargill de la mano del sector, trabaja cada vez más para abrir oportunidades de inclusión y diversidad para todos. Gracias a ello, hoy muchas mujeres podemos destacar e invitar a otras a seguir recalcando nuestro papel en la sociedad y en el mundo laboral, cambiando paradigmas y abriendo camino a más personas que desean potencializar sus capacidades”.

Diversidad, equidad e inclusión corporativa, un aspecto fundamental para el sector

De acuerdo con la Herramienta Empresarial de Género de Naciones Unidas – WEP, las empresas que cuentan con una mayor equidad de género y diversidad son 22% más productivas y 27% más rentables. Aunque estas son cifras relevantes, la realidad es que promover organizaciones diversas, inclusivas y equitativas es lo correcto.

Cargill desde su experiencia, busca generar espacios de escucha, incentivar la participación de todos los colaboradores y fomentar políticas claras y equitativas a nivel de género, generaciones y experiencias al interior de la organización, debido a que estas son algunas de las claves para lograr una transformación real, pedagógica y sostenible.

Por ejemplo, una de las iniciativas implementadas por Cargill en materia de equidad, son las “Instalaciones inclusivas”, las cuales buscan brindar espacios laborales seguros, accesibles y convenientes para todos los empleados, al incluir salas de lactancia, espacios de parqueo preferencial, salas de descanso, entre otras.

Asimismo, es importante reconocer espacios de acompañamiento como mentorías; formación en sesgos culturales; y planes de desempeño que permiten el desarrollo de mujeres y hombres, fortaleciendo sus capacidades, destrezas y competencias de manera equitativa, para que puedan acceder a diferentes posiciones, aun cuando estas hayan sido ocupadas tradicionalmente por hombres.

“Ser una de las primeras mujeres en cargos de dirección de agricultura me ha permitido tener una visión global de negocio, creciendo en diferentes aspectos estratégicos de liderazgo, técnicos y financieros logrando tener un enfoque transformador, ampliando mi campo de acción y contribuyendo a la mejora continua del negocio”, comenta Paola Ayram, Gerente Broiler Occidente.

Por otro lado, las iniciativas de responsabilidad social son otra forma de aportar a la reducción de la brecha de género. En ese sentido, Cargill trabaja de la mano de organizaciones aliadas como la Fundación Carvajal, Laboratoria y United Way Colombia, para promover el empoderamiento y resiliencia de mujeres, aportando al desarrollo social y productivo de las comunidades donde tiene presencia. Esto a través de capacitaciones en seguridad alimentaria, competencias socioemocionales y liderazgo, así como formaciones digitales para ampliar sus oportunidades laborales y de generación de ingresos.

En conclusión, el futuro de la alimentación y la agricultura debe ser más inclusivo y diverso para brindar las soluciones innovadoras que se necesitan en materia de seguridad alimentaria, por lo que estas iniciativas ratifican el compromiso de Cargill con su estrategia DEI Diversidad, Equidad e Inclusión, mediante la cual busca promover la vinculación, empoderamiento y resiliencia de la fuerza femenina y diversa, en sus diferentes proyectos alrededor del mundo.

unipymes-icono-blanco-fondo-azul-copia

PRÓXIMA CHARLA EMPRESARIAL: La Evaluación de Desempeño: Más Allá de la Medición

28- febrero (11AM. A 12M.) Participe sin costo desde su aula virtual